Vaticano Conferencia Episcopal

Cartas y homilías de Mons. Jesús Sanz Montes

 

 

Memorias de África, pulmón espiritual

 

Queridos Hermanos y amigos: Paz y Bien.

Apenas ha tenido eco en los medios de comunicación españoles, el Sínodo que ha tenido lugar en Roma convocado por el Papa Benedicto XVI y que se ha clausurado el domingo pasado. Bajo el lema "La Iglesia en África al servicio de la reconciliación, de la justicia y la paz. Vosotros sois la sal de la Tierra, vosotros sois la luz del mundo", ha querido reunir a los Obispos africanos para auscultar la realidad humana y pastoral de ese inmenso continente, tan lleno de esperanza y también con tanto sufrimiento en las pandemias que sufren, en las guerras fratricidas y tribales que les diezman, y en el abuso no del todo superado de las grandes potencias que explotan sus recursos naturales.

El Papa recibe a los diversos grupos de obispos que por regiones o por naciones van a Roma para encontrarse con el sucesor de San Pedro. Es lo que se llama la “visita Ad Limina”, y que nuestra diócesis realizó hace ahora casi cinco años, cuando acudí como obispo vuestro al encuentro inolvidable con Juan Pablo II. Pero además, Benedicto XVI ha hecho un reciente viaje apostólico a Camerún y Angola, y allí ha podido ver y palpar la realidad africana.

Nos recordaba el Papa no hace tanto, cómo este continente africano tiene un tesoro inestimable del que es depositario y que testimonia al mundo entero: su profundo sentido de Dios. Con la hondura y la belleza con la que el Santo Padre nos tiene acostumbrados, trazó ya al comienzo de los trabajos sinodales una ajustada radiografía de la realidad africana. Así nos lo presentó en la homilía de apertura del Sínodo:

Cuando se habla de los tesoros de África, en seguida se piensa en los recursos en los que es rico su territorio y que desgraciadamente se han vuelto y siguen siendo motivo de explotación, de conflicto y de corrupción. En cambio, la palabra de Dios nos hace mirar otro patrimonio: el espiritual y cultural, que la humanidad necesita aún más que las materias primas. “Pues - diría Jesús - ¿de qué le sirve al hombre ganar el mundo entero si arruina su vida?” (Mc 8,36). Desde este punto de vista, África representa un inmenso “pulmón” espiritual, para una humanidad que sufre una crisis de fe y esperanza. Pero este “pulmón” puede enfermar. Y, por el momento, al menos dos peligrosas patologías lo están atacando: ante todo, una enfermedad que ya está extendida en el mundo occidental, es decir, el materialismo práctico, combinado con el pensamiento relativista y nihilista. Sin entrar en los motivos de la génesis de estos males del espíritu, sin embargo es indiscutible que a veces el llamado “primer” mundo ha exportado, y sigue exportando, tóxicos desechos espirituales, que contagian a las poblaciones de los demás continentes, en especial las africanas. En este sentido el colonialismo, terminado en el plano político, no se ha acabado del todo. Pero precisamente en esta misma perspectiva hay que señalar un segundo “virus” que podría afectar también a África, como es el fundamentalismo religioso, mezclado con los intereses políticos y económicos. Grupos que pertenecen a diferentes afiliaciones religiosas se están extendiendo en el continente africano; lo hacen en nombre de Dios, pero según una lógica opuesta a la divina, es decir, enseñando y practicando no el amor y el respeto de la libertad, sino la intolerancia y la violencia.

Esperaremos la exhortación apostólica que el Papa escribirá con motivo de este Sínodo sobre África, pero tanto allí como aquí en nuestros lares, la reconciliación y la paz es un don precioso que de continuo debemos saber pedir como gracia al Señor y amasar con nuestras manos como el buen pan, que se parte y se reparte como regalo de Dios.

Recibid mi afecto y mi bendición.

+ Jesús Sanz Montes, ofm

Obispo de Huesca y de Jaca

01.11.2009 Domingo 31º Tiempo ordinario

 

Ir al índice de cartas y homilías de este curso

 

Obispado de Huesca - Plaza Catedral 8 - 22002 Huesca

 

mapa     callejero              Teléfono 974221027 - Fax 974220679                  Aviso legal