Vaticano Conferencia Episcopal

Cartas y homilías de Mons. Jesús Sanz Montes

 

 

Hermana creación, hermana paz

 

Queridos hermanos y amigos: paz y bien.

Al comienzo de cada año, el Papa nos dirige un mensaje que hace que la fecha del primero de enero sea una ya consagrada Jornada Mundial de la Paz. Como si fuera un valor grande, inmenso, y también grandemente e inmensamente amenazado, los últimos Papas nos han ofrecido coralmente este mensaje que constituye un precioso reclamo para trabajar por la paz. Dichosos los que trabajan por la paz, porque ellos serán llamados hijos de Dios, tal y como decían las bienaventuranzas de Jesús en el Evangelio. A esta dicha verdaderamente bienaventurada, nos ha convocado también este año el Papa: si quieres promover la paz, respeta la creación.

Dice el Papa que «cada vez se ve con mayor claridad que el tema del deterioro ambiental cuestiona los comportamientos de cada uno de nosotros, los estilos de vida y los modelos de consumo y producción actualmente dominantes, con frecuencia insostenibles desde el punto de vista social, ambiental e incluso económico. Ha llegado el momento en que resulta indispensable un cambio de mentalidad efectivo, que lleve a todos a adoptar nuevos estilos de vida, “a tenor de los cuales, la búsqueda de la verdad, de la belleza y del bien, así como la comunión con los demás hombres para un desarrollo común, sean los elementos que determinen las opciones del consumo, de los ahorros y de las inversiones”. Se ha de educar cada vez más para construir la paz a partir de opciones de gran calado en el ámbito personal, familiar, comunitario y político».

No obstante, aun siendo primariamente importante este respeto hacia la creación comprometiéndonos a detener el deterioro ambiental que tan graves consecuencias tiene en la vida de las personas, no es la única cuestión. Hay un libro en el que las nuevas generaciones pueden y deben leer y aprender esta lección. La Iglesia tiene una responsabilidad respecto a la creación y se siente en el deber de ejercerla también en el ámbito público, para defender la tierra, el agua y el aire, dones de Dios Creador para todos, y sobre todo para proteger al hombre frente al peligro de la destrucción de sí mismo… No se puede pedir a los jóvenes que respeten el medio ambiente, si no se les ayuda en la familia y en la sociedad a respetarse a sí mismos: el libro de la naturaleza es único, tanto en lo que concierne al ambiente como a la ética personal, familiar y social».

Y de modo original y hasta sanamente provocativo, concluye este mensaje papal indicando que «una correcta concepción de la relación del hombre con el medio ambiente no lleva a absolutizar la naturaleza ni a considerarla más importante que la persona misma. El Magisterio de la Iglesia manifiesta reservas ante una concepción del mundo que nos rodea inspirada en el ecocentrismo y el biocentrismo, porque dicha concepción elimina la diferencia ontológica y axiológica entre la persona humana y los otros seres vivientes. De este modo, se anula en la práctica la identidad y el papel superior del hombre, favoreciendo una visión igualitarista de la “dignidad” de todos los seres vivientes. Se abre así paso a un nuevo panteísmo con acentos neopaganos, que hace derivar la salvación del hombre exclusivamente de la naturaleza, entendida en sentido puramente naturalista. La Iglesia invita en cambio a plantear la cuestión de manera equilibrada, respetando la “gramática” que el Creador ha inscrito en su obra, confiando al hombre el papel de guardián y administrador responsable de la creación, papel del que ciertamente no debe abusar, pero del cual tampoco puede abdicar».

Por eso amamos la vida, toda ella, en cada tramo y expresión. Sólo así la paz en nuestros labios no contradice jamás la que alberga nuestro deseo ynuestro corazón.

Recibid mi afecto y mi bendición.

+ Fr. Jesús Sanz Montes, ofm

Obispo de Huesca y de Jaca

17 enero de 2010

 

Ir al índice de cartas y homilías de este curso

 

Obispado de Huesca - Plaza Catedral 8 - 22002 Huesca

 

mapa     callejero              Teléfono 974221027 - Fax 974220679                  Aviso legal