Conferencia Episcopal

Artículos y entrevistas

Campaña de Cáritas

Navidad 2008

 

El estilo de vida actual… degrada al ser humano

El estilo de vida moderno tiene consecuencias muy negativas para la naturaleza, la contaminación que producimos está destruyendo el medioambiente… y ya estamos sufriendo las consecuencias. Por ello, se empiezan a tomar medidas desde los gobiernos y se movilizan los ciudadanos, porque el problema ya lo tenemos encima.

Pero desafortunadamente el estilo de vida actual provoca, no sólo deterioro medioambiental sino también pobreza, marginación, injusticia, desigualdad y deshumanización, en la vida de muchas personas. Desde Cáritas queremos proponer un cambio de estilo de vivir, para dar lugar a un cambio de sociedad, donde no haya últimos ni excluidos. Otro estilo de vivir es posible.

CÁRITAS está detectando que se está deteriorando el medio social. Hay “agentes contaminantes” que están destruyendo las relaciones humanas en nuestra sociedad… y esto es una amenaza que también tiene que movilizarnos.

El individualismo, lainsolidaridad, la indiferencia, la incomunicación, vivir instalados en el bienestar, el egoísmo… son algunas de las causas de esta situación. Se están debilitando las redes asociativas y comunitarias y al perderse o diluirse el espíritu comunitario se pierde su capacidad protectora y sanadora del individuo herido, del excluido, del necesitado. Se pierde o debilita la capacidad de hacerle crecer en autoestima, de sentirse reconocido en la comunidad, de crear vínculos afectivos, de sentirse persona aceptada, acogida, perteneciente a un grupo.

Algunas de las problemáticas que estamos viviendo son:

La soledad del anciano, del enfermo, de la persona sin hogar, del excluido, del marginado, del pobre…

La falta de acogida y acompañamiento,

Las relaciones con los demás interesadas, utilitaristas, superficiales, competitivas,

La tendencia a invisibilizar la pobreza en nuestra sociedad a invisibilizar a los excluidos que no tienen voz, ni se tienen en cuenta sus aportaciones que están condenados a vivir en el desierto.

La injusta distribución de las riquezas

 

Sólo tú puedes cambiar el mundo

Cáritas te propone llevar a la práctica un estilo de vida contracorriente, que fortalezca el espíritu comunitario, para cuidar las relaciones humanas que se dan en nuestra sociedad, y así FRENAR el DETERIORO del MEDIO SOCIAL.

Para ello te proponemos la siguiente acción concreta, te invitamos a estar, por unos instantes, en la tierra de los sueños y las utopías posibles… esperando que en ti encuentren unas manos y un corazón dispuesto a hacerlos realidad.

Imagina un lugar donde las personas son valoradas por lo que son en sí mismas, y no por lo que tienen, o lo “útiles” o productivas que son.

Imagina un lugar donde las personas saben compartir humildemente lo que tienen y lo que son.

Imagina un lugar donde todos sienten en carne propia el sufrimiento y las lágrimas de sus prójimos.

Imagina un lugar donde nadie quiere mejorar él sólo, olvidando a sus hermanos.

Imagina un lugar donde los que no cuentan para nadie, allí son acogidos, tratados y escuchados como iguales.

Imagina un lugar donde las personas saben ponerse en la piel del otro y escucharle de corazón.

Imagina un lugar donde las personas contribuyen a la paz con su manera de vivir y convivir.

Imagina un lugar donde las personas se comprometen en una causa justa sin miedo a las consecuencias.

 

Mucha gente ya está haciendo realidad ese lugar ¿Te unes a ellos para que brillela luz de un MUNDO NUEVO sin “contaminación” alguna? Debemos despertar el espíritu participativo y comprometido

 

En esta Navidad trabajamos la Comunión

Para este tiempo de Navidad queremos potenciar el espíritu de comunión, estimulando actitudes que contribuyan a crear unión, fraternidad, acogida, solidaridad, valores que se nos proponen desde el evangelio como indispensables para hacer realidad una Tierra Nueva, un mundo mejor, donde los últimos sean los primeros.

“Si no te gusta vivir en una sociedad anónima, conoce y escucha a tus vecinos.”

Construyamos una sociedad basada en la solidaridad, en el compartir, haciendo que el orden social se más justo, y que todas, las personas alcancen los medios para desarrollarse y crecer humanamente disponiendo de los bienes adecuados para ello.

Despertemos de la indiferencia, salgamos del propio círculo de intereses y trabajemos por conseguir mayor justicia en la distribución de los bienes, y un mayor respeto a la dignidad y los derechos de las personas más pobres y excluidas.

 

Mucha gente pequeña,

haciendo muchas cosas pequeñas,

en muchos lugares pequeños…

PUEDE CAMBIAR EL MUNDO.

 

11.12.2008

 

Ir al índice de artículos y entrevistas del curso 2008/2009

 

Obispado de Huesca - Plaza Catedral 8 - 22002 Huesca

 

mapa     callejero              Teléfono 974221027 - Fax 974220679                  Aviso legal