Conferencia Episcopal

Artículos y entrevistas

Los inicios de la vida humana

 

La Diócesis de Huesca organiza una nueva sesión del Aula de Pensamiento, dedicada a conocer, valorar y defender los inicios de la vida humana, frente a la amenaza del aborto, la destrucción de embriones humanos, etc… Participará el Dr. Álvaro Vázquez Prat (Zaragoza), el miércoles 18 de marzo, a las 8 de la tarde, en el salón de actos del colegio San Viator (Huesca). Hoy responde a las preguntas de Pueblo de Dios.

 

1. El inicio de la vida humana es una auténtica maravilla. Hoy día, gracias a los avances científicos, las madres y los padres pueden gozar, viendo crecer a sus hijos desde las primeras semanas de vida. Como médico ¿qué experimenta cuando contempla el principio de una vida humana?

Siento admiración, fascinación y asombro, pero, ante todo: RESPETO. Respeto por lo que significa la Vida Humana y por el compromiso moral que tenemos de cuidarla y defenderla desde su inicio hasta su fin.

La Vida, el conocer como se forma desde sus inicios es algo realmente increible, es realmente un “milagro”. El 4 de julio de 2002, la prestigiosa revista científica Nature publicaba un artículo en el que se explicaba cómo, inmediatamente después de la fecundación (unión del óvulo y el espermatozoide), el cigoto (célula resultante de la primera división celular) comienza un plan de desarrollo concreto y específico. Plan ya «determinado» en sus propios genes, los cuales, ha heredado en la misma proporción de sus progenitores. Entonces, todo nuestro yo se encuentra en los dos metros de cinta (códico genético) en la que, por medio de un código específico, están definidas todas las características de la futura persona. Podemos decir que todo ello, tal información, esos dos metros de cinta, cabrían apretadamente en la cabeza de un alfiler; y que la cantidad de letras que en dicha cinta llega a haber escritas, supera en cinco veces las de la Enciclopedia Británica. Ese es nuestro código genético, esa cinta es lo que somos y lo que seremos; esa cinta es la expresión codificada de nuestra Vida.

 

2. ¿Cuáles son hoy en España las principales amenazas a las que se puede enfrentar un ser humano en el principio de su vida?

Partidarios del aborto y defensores de la clonación promueven la idea de que luego de la fecundación, el ser humano, es sólo un «conjunto de células» y únicamente cuando llega al útero para implantarse (entre 7 y 8 días después de la concepción), las células empiezan a diferenciarse en tejidos y órganos constituyendo el inicio del futuro ser humano. A partir de esta idea, muchos científicos justifican la experimentación y destrucción de embriones, porque consideran su relativa protección sólo desde el momento de la implantación. Con el aval de la ciencia, la Iglesia Católica siempre ha considerado esta idea errada por atentar contra la vida de embriones humanos formados biológica y espiritualmente desde el momento de la fecundación.

Pero el verdadero drama es el aborto. Estremece pensar en la cifras sobre el aborto que fueron publicadas hace unos días en relación a los abortos practicados en el año 2007 - 113.000; pero más estremece pensar en que, éstos, sólo son los datos oficiales. La pregunta es: ¿cuántos más se realizaran en esas pseudoclínicas repartidas por gran parte de la geografía española?

Se ha sabido recientemente que en muchos de los abortorios no se admite más que el pago en metálico, para asegurar el cobro y posibilitar el fraude; se ha desvelado que practican abortos a menores de 17 años independientemente de si entran o no en los supuestos conocidos como despenalizados; se ha sabido que se practican abortos a fetos de 7 meses hasta con las técnicas más sanguinarias conocidas de corte y succión-aspiración; y se ha sabido que los restos humanos eran “tirados” a cualquier contenedor como si de “basura biológica” se tratara (tal y como pretende regular nuestro gobierno en fechas próximas).

Estos datos deberían dejar sin dormir al gobierno de una Nación, y por el contrario lo que se solicita es el aborto libre. Cuando estando en el gobierno se consienten más de 100.000 asesinatos legales por aborto, se es cómplice necesario de los mismos y responsable de ello ya que, cuando hay voluntad política, se puede acabar con el aborto: en Polónia se pasó de 168.600 asesinados por aborto a 159, a pesar de las dificultades políticas internas y las presiones de los lobbies de la cultura de la muerte presentes en la Unión Europea.

Entre las razones del aumento en el nº de abortos en estos últimos años, podemos argumentar varias. En primer lugar el hecho de que España se haya convertido en el paraíso del aborto a donde acuden gentes de Dinamarca, Suecia y Noruega, porque desde el mismo día en que entró en vigor la ley se está incumpliendo, y por eso vienen de fuera, de países donde si se cumple la ley. Otras razones están relacionadas con la pérdida de percepción del aborto como un drama, además de la falta de información verazy responsable que sobre el mismo se desprende, porque ¿llegan verdaderamente a saber las madres de estos niños como matan a sus bebes, como los calcinan, como los trituran?

La publicación de estos datos es, sin duda, un motivo para reflexionar sobre la vida y los atentados que contra ella se producen, entre ellos el aborto.

 

3. ¿Cómo médico, qué tiene que decir ante estas amenazas?

Digo que me entristece vivir en una sociedad que ve en el aborto la solución, porque abortar en sí es un drama, nunca la solución.

El aborto y la manipulación de embriones como una “opción” que se atribuye la propia madre, es sin duda una solución banal y errática propia de sociedades mediocres que se aproximan más a la crueldad que al progreso; y ser el verdugo de tu propio hijo es llevar al límite esa crueldad. “Nacidos para morir” es la corta historia de aquellos embriones y fetos que coquetean con la vida en los primeros instantes de la misma y que, en el mismo vientre de su madre, la perderán, porque en unos días se convertirá, sin ellos saberlo, en su propio patíbulo. Patíbulo materno, que crueldad.

Hay un gran interés mediático, social y político en moldear, adaptar e instruir mentalidades, conciencias y voluntades para que, “progresivamente”, se vaya aceptando el mensaje “exterminador” del aborto como una solución al “problema”. Está claro que ello no es fácil y que necesita tiempo y una adecuada dosis de “manipulación” para maquillar el sentido de la cuestión, pero para ello se cuenta con una colosal “arma mediática”, los medios de comunicación, los cuales se encargarán de hacer el trabajo sucio, se encargarán de mentir sobre lo que “no es”, se encargarán de concienciar a aquellos que, ajenos a la realidad social que nos ocupa, viven la vida sin sentido. Pienso que debemos formar adecuadamente nuestra conciencia frente a las mentiras interesadas de aquellos que ven en el aborto un “derecho interesado”.

Y digo que me parece extraordinariamente importante la formación de la conciencia moral, para ser capaces de discriminar meticulosamente lo auténtico del fraude,lo noble de la trampa, lo honrado del embuste, lo verídico de la falsedad, lo real de lo irreal, lo bueno de lo malo. Será ésta conciencia la que elija, decida y seleccione aquello que interese y, en cualquier caso, estará protegida, por cuanto formada, ante susodichos constantes intentos deformadores.

Instruirnosen el “lenguaje de la vida”:

- nos capacita, nos desarrolla, nos instruye sobre los temas que rodean a ella, a la vida, la vida humana.

- nos pone en condiciones de tratar los problemas humanos en sus justos términos.

- nos permite desarrollar hábitos intelectuales y morales que nos den respuesta a aquellos temas de “interés vital”.

Píldoras postcoitales, manipulaciones embrionarias, aborto y eutanasia son las desdeñables consecuencias del desconocimiento de este “lenguaje vital” y embriones, fetos y ancianos los inocentes sufridores de tal “ignorancia vital”.

Pienso que se debería reconducir el tema en una sociedad anestesiada al respecto, donde intereses personales y decisiones arbitrarias y carentes de argumentos, se anteponen a los aspectos relacionados con la salvaguarda de la vida y la dignidad de la persona.

 

4. ¿Qué puede hacer las personas sensibilizadas para defender la vida desde sus comienzos?

Hablar de Vida. Eso es lo que pienso que debemos hacer todas y cada una de las personas sensibilizadas con la Vida, porque….hablar de Vida hoy, en un mundo donde su prestigio se ha minimizado,donde elegir quien puede, debe, vivir se ha convertido en un derecho indiscutible, donde unos u otros podrán ser exterminados para evitarles el dolor; donde cualquiera puede abortar esa indeseada “masa celular” que ha tenido la osadía de anidar en mí, sin mi permiso; donde mercadear con óvulos y espermatozoides por unos cuantos euros es práctica habitual y donde el derecho a “experimentar” con ellos, los óvulos, se ha legislado recientemente; hablar de vida, hoy, es tan necesario como meritorio, porque ya nadie habla de vida, por ello me animo a difundir este mensaje, para luchar, defender y promover “la Cultura de la Vida”.

No debemos olvidar la herencia cristiana: “que el hombre es algo más que un trozo de naturaleza, que no se puede comerciar, degradar, ni experimentar con él, incluso aunque esto se haga con el cuidado más exquisito”.

 

Alvaro Vázquez Prat. Médico. Defensor de la Vida.

 

09.03.2009

 

Ir al índice de artículos y entrevistas del curso 2008/2009

 

Obispado de Huesca - Plaza Catedral 8 - 22002 Huesca

 

mapa     callejero              Teléfono 974221027 - Fax 974220679                  Aviso legal