Conferencia Episcopal

Artículos y entrevistas

Día del Seminario 2009

 

Hoy entrevistamos a Joheman García Fuentes, alumno del “Seminario Conciliar Santa Cruz” de la diócesis de Huesca. Nació en en Estelí (Nicaragua). Tiene 41 años y 10 hermanos.

 

El día del Seminario es un momento propicio para que se conozca mejor el Seminario.¿Cómo es el Seminario de Huesca?

Este año, comenzamos una nueva andadura con diez seminaristas, ocho de la diócesis de Huesca y dos de la diócesis de Jaca.Formamos el Seminario el rector, P. Rodolfo Prieto, vicerrector P. Raúl Pallás, el director espiritual P. Fernando Jordán, nueve seminaristas y un diácono, ordenado el pasado 22 de diciembre. Somos todos de distintos países, seis de Colombia, dos de Kenia uno de Costa Rica, y el que escribe, de Nicaragua, Centro América. Actualmente,gracias a la generosidad y acogida de las hermanas Misioneras de Ntra. Sra. del Pilar, estamos viviendo en el tercer piso de su casa de espiritualidad. También contamos con un buen claustro de Profesores, la mayoría sacerdotes de las diócesis de Huesca y de Jaca, y algunos laicos. Todos colaboran con gran generosidad en nuestra formación.

 

¿Qué situaciones y qué personas te ayudan a descubrir tu vocación al sacerdocio? ¿Cómo podemos percibir las llamadas de Dios?

Una de las experiencias que más me marcaron y que despertaron en mí un interés vocacional fue el participar de lleno en las diferentes actividades de mi Parroquia. La Pastoral Juvenil; la Juventud Franciscana; los diferentes Movimientos Pastorales de mi Parroquia: Misión Joven, elCoro, Congresos Juveniles y sobre todo las Pascuas Juveniles.

Para percibir la llamada de Dios, el espacio ideal es la vida de oración. En ella se llega a una intimidad con Dios y Él te va dando las pautas, mostrando el camino y te enseña a saber escuchar Suvoz en medio de lavida cotidiana, en tu trabajo, con la gente que te rodea, tu familia. Es bueno escuchar también a todos,tener la madurez necesaria para escuchar opiniones a favor o en contra, dejarte acompañar, esto es muy importante.

 

¿Qué ha supuesto para ti sentirte llamado a ser sacerdote?

Yo quería ser médico, carrera que siempre soñé. Ser sacerdote no estaba en misproyectos y, aunque sí estaba muy comprometido con Dios en la Iglesia, la idea surgió un poco más tarde. Veía el sacerdocio como algo exclusivo para personas realmente escogidas y que yo no entraba en esos parámetros. En el proceso de discernimiento, con calma y sin prisas, fui ayudado de acompañantes vocacionales. Llegué a darme cuenta que Dios me quería para algo más y que podía, porque no, ser un ministro consagrado, un sacerdote. Ha sido una experiencia enriquecedora y que más ha llenado mi vida. Me siento plenamente realizado.La vocación para mí, la llamada de Dios, ha sido un reto. No ha sido fácil discernir algo que no conoces, que te supera, es una búsqueda de la verdad, pero de la verdad plena. Encontré la verdad en Jesucristo y las respuestas a mis dudas y, aunque todavía tengo algún interrogante, estoy dispuesto a seguir dándole mi sí a Dios y pidiéndole que me de la gracia de ser un buen sacerdote,según su corazón.

 

22.03.2009

 

Ir al índice de artículos y entrevistas del curso 2008/2009

 

Obispado de Huesca - Plaza Catedral 8 - 22002 Huesca

 

mapa     callejero              Teléfono 974221027 - Fax 974220679                  Aviso legal