Conferencia Episcopal

Artículos y entrevistas

Día de los Sin techo

 

CÁRITAS REIVINDICA EL VALOR
HUMANIZADOR DEL HOGAR EN EL DÍA DE LOS SIN TECHO

 

Bajo el lema “No tener hogar significa mucho más que estar sin techo”, el 23 de noviembre se celebra el del Día de los Sin Techo 2008, una jornada convocada por Cáritas Española, FACIAM (Federación de Asociaciones de Centros para Integración y Ayuda a Marginados) y FEANTSA España (Federación Europea de Asociaciones Nacionales que trabajan con personas sin hogar) para llamar la atención sobre el profundo valor humanizador del hogar como espacio de crecimiento y de autonomía personal insustituible para todos los ciudadanos, pero del que no pueden disfrutar las personas que viven en la calle.

Al mismo tiempo, en el Día de los Sin Techo 2008, estas tres organizaciones denuncian la dificultad de acceso al derecho social de una vivienda digna y adecuada, que afecta con especial dramatismo a las personas sin hogar. Como recuerdan estas organizaciones, la vivienda “es el primer paso para construir un hogar, para tejer vínculos y redes que están al lado de cada ser humano, para caminar en la recuperación de la identidad”.

 

El trabajo de Cáritas Huesca

El trabajo Cáritas Huesca se centra en intentar ofrecer espacios en los que las personas sin hogar se sientan acogidos, entendidos y aceptados y en ofrecer hogares de tránsito:

- El Centro de Dia Fogaril

- El Taller Restaura

- Piso de Acogida.

 

- La media de personas que pasan por el Taller Ocupacional Restaura al mes es de unas 130, lo que nos coloca en una previsión de atenciones de unas 1430 personas, un 10% más que el pasado año. A esto hay que añadir que en el Centro de día se atienden a unas 70 u 80 personas más.

- Estas personas pasan entre tres y cuatro veces al año por Huesca lo que supone que nuestros centros del Taller Restaura y del Centro de día tengan una ocupación de entre 15 y 30 personas todo el año.

- El perfil de las personas sin hogar que pasan por Huesca también está cambiando y aunque se mantiene un porcentaje de mujeres de en torno al 6 o 7 %, el número de inmigrantes que se han sumando al carril ya alcanza el 45% del total.

- Entre otros elementos a tener en cuenta es que cada vez es más habitual ver parejas metidas en la rueda del transeuntismo y algunas personas que ante situaciones de desempleo o de deudas diversas ve como única opción entran en la dinámica de las personas sin hogar.

 

En España

En nuestro país, se calcula que casi 1.500.000 familias viven en infraviviendas, mientras que diversos estudios de organizaciones e instituciones que trabajan con personas sin techo, entre las que se incluye Cáritas, estiman que en España hay más de 30.000 personas sin hogar.

El 82,7% de las personas sin hogar son varones, su edad media es de unos 38 años y sus ingresos medios son de 302 euros al mes. Casi el 30% está formado por el grupo de edad de entre 18 y 29 años. Un tercio de las personas sin hogar son abstemias y nunca han consumido drogas, y la mitad de la población sin hogar busca trabajo. El 51,8% son españoles y el 48,2% son extranjeros. El 27,3% de los sin hogar tiene como principal fuente de ingresos su propia actividad: trabajo, venta de objetos, servicios… El 13% ha recibido educación superior y el 63,9% ha terminado la educación secundaria.

El problema de las personas sin techo es, según señala FEANTSA, un fenómeno complejo y cambiante. Sus causas son múltiples y tienesus raíces en situaciones diversas, como casos de desahucio, de realojo, jóvenes que abandonan centros de acogida o el hogar familiar sin los recursos adecuados, personas que salen de prisión o que pierden el contacto con distintas formas de asistencia social (hospitales psiquiátricos, por ejemplo). Aunque hay circunstancias derivadas de rupturas de proyectos familiares, o dificultades y abandonos del empleo que pueden llevar al sinhogarismo.

 

El valor del hogar

“Más allá de las definiciones económicas y sociales utilizadas por los organismos públicos internacionales y nacionales, hogar tiene un significado mucho más profundo”, recuerdan Cáritas, FACIAM y FEANTSA en esta edición del Día de los Sin Techo. El hogar es “donde tengo mi espacio, mi intimidad, donde nadie puede entrar arbitrariamente”. Disponer de un hogar significa, además, “que me puedo trasladar de lugar sin renunciar a mi identidad”, un sitio “conformado por mis bienes, sean muchos o pocos, por mis sueños, mis proyectos, por lo compartido o el recuerdo de lo que compartí”. Tener un hogar supone hablar de “mi barrio, de mis vecinos, de los amigos”, de un lugar donde “compartir, donde dar y recibir”. Un entorno de humanización y desarrollo personal que se niega a los sin techo.

 

El problema de la vivienda

Cáritas, FACIAM Y FEANTSA recuerdan que en la actualidad prácticamente no existen políticas de vivienda para personas sin hogar, y el acceso a las de protección pública se hace prácticamente inalcanzable al exigirse requisitos legales como ingresos mínimos o empadronamiento.

Para ello, ante el Día de los Sin Techo, desde estas entidades se reclaman políticas públicas y actitudes de acogida de toda la sociedad y de cada ciudadano “para que los derechos sociales que todo ser humano tiene, encuentren su cauce jurídico, social, personal y comunitario en la creación o reconstrucción del ser-tener hogar”.

En concreto, a las Administraciones públicas se les exigen medidas fiscales que favorezcan el alquiler y programas de rehabilitación de viviendas que impulsen una política habitacional claramente dirigida a la creación de vivienda social y orientada a la inclusión de los colectivos y grupos más vulnerables, especialmente de las personas sin hogar. Asimismo, se propone “la eliminación de algunas ordenanzas de las corporaciones locales que no responden al espíritu de regular el uso del espacio público y de las actuaciones policiales en centros de personas sin hogar para solicitar documentación o listados de usuarios”, en contra del mandato constitucional de la inviolabilidad del domicilio, ya se trate de una casa, un banco o un cartón.

FACIAM, FEANTSA y Cáritas llaman también la atención sobre la necesidad de coordinación entre los servicios sociales autonómicos y locales en lo que atañe a la atención y seguimiento de personas sin hogar, sobre todo en lo que se refiere a los temas de salud. Esta misma coordinación es necesaria entre los servicios sociales y los de vivienda.

 

Llamamiento a compartir los bienes

Las organizaciones convocantes del Día de los Sin Techo lanzan también un llamamiento a toda la sociedad para que “se abra a compartir sus bienes” y a la “participación en planes de fomento del alquiler y a la inclusión de las personas sin hogar en las redes sociales del barrio”. Y a todos los ciudadanos nos instan a “no dejarnos llevar por estereotipos que reducen nuestra mirada sólo a lo que queremos ver” y a “aportar en nuestras comunidades parroquiales, educativas, vecinales, culturales, sociales o recreativas una verdadera capacidad de acogida y de acercamiento a los que están en situaciones más vulnerables”.

 

23.11.2008

 

Ir al índice de artículos y entrevistas del curso 2008/2009

 

Obispado de Huesca - Plaza Catedral 8 - 22002 Huesca

 

mapa     callejero              Teléfono 974221027 - Fax 974220679                  Aviso legal