Conferencia Episcopal

Artículos y entrevistas

Ordenación diaconal de Wilson Ascensio

 

Mons. Jesús Sanz Montes ordenadiácono al seminarista de nuestra Diócesis Wilson Ascensio Callejas, en la Parroquia de Santiago Apóstol, el domingo 21 a las 6,30 de la tarde.

Los diáconos participan de una manera especial en la misión y la gracia de Cristo. El sacramento del Orden los marca con un sello, que nadie puede hacer desaparecer y que los configura con Cristo, que se hizo "diácono", es decir, el servidor de todos. Corresponde a los diáconos, entre otras cosas, asistir al obispo y a los presbíteros en la liturgia, sobre todo en la Eucaristía y la distribución de la misma, asistir a la celebración del matrimonio y bendecirlo, proclamar el evangelio y predicar, presidir las exequias y entregarse a los diversos servicios de la caridad.

El rito esencial del sacramento del Orden está constituido por la imposición de manos del obispo sobre la cabeza del ordenando, así como por una oración consecratoria específica, que pide a Dios la efusión del Espíritu Santo y de sus dones.

 

Ser diácono es un don de Dios
para nuestra diócesis y también para mí.

 

Ha llegado el día de la ordenación, ¿Cómo te sientes?

Muy contento; aunque en general tengo una sensación de sentimientos encontrados. Por un lado de gratitud: a mi familia, a las personas que me han acompañado en mi formación, a las instituciones en las que me he formado. 

Sentimientos de temor, ante las nuevas realidades a las que el Señor me invita a vivir y a realizar mi ministerio. Y deseo de poder serle fiel como él lo ha sido.

Confianza y esperanza en Cristo Resucitado, que seguirá guiando mis pasos para que, en medio de las dificultades, sepa responder de forma adecuada al proyecto de vida que Él tiene para mí.

 

Ante tu ordenación ¿cómo reaccionan las personas que te conocen?

En general, con mucha alegría, reafirman su compromiso de seguir orando por mí, para que sea fiel en el ministerio, y me animan a seguir adelante.

 

¿Qué es para ti ser diácono?

Ante todo, ser diácono es un don de Dios, un regalo, en primer lugar para nuestra diócesis y, cómo no, para mí también.

El diácono ha de ser siempre el rostro de Cristo que se acerca al hermano pobre y necesitado, ha de anunciar con valentía y humildad el Evangelio, que ha de hacer fe viva en sí mismo. En resumen, ha de ser un testigo de Cristo Resucitado.

 

Te ordenan diácono en el año jubilar dedicado al diácono más querido de Huesca: San Lorenzo. ¿Qué te aporta el testimonio de nuestro patrón?

Me aporta un ejemplo en la fidelidad y la cercanía. Fidelidad, ya que supo ser fiel a Cristo y a su Iglesia hasta entregar su vida, antes que a los caprichos de los hombres, y ello gracias a su fe firme en Cristo.

 

¿Qué dices a los jóvenes cristianos que se plantean su futuro desde la fe?

Como decía nuestro recordado y venerado Papa Juan Pablo II: "no tengáis miedo". Es verdad que vivir sinceramente la fe no es fácil en estos tiempos, como tampoco lo fue para los primeros cristianos, pero me atrevo a deciros que seáis valientes, porque aquello a lo que estamos llamados a vivir es algo que plenifica nuestra vida, que le da sentido.

Valientes, a responder positivamente al planteamiento de vida que el Señor tiene para cada uno, ya que no es una propuesta de esclavitud, sino de libertad, esa libertad que muchas veces buscamos en las sombras de la vida.

Y también, invitaros a vivir en alegría, una alegría verdadera, del corazón, que nada, ni nadie os la pueda arrebatar.

Ánimo, muchas veces arriesgamos por cosas que al final quedan en nada, apostad pues, por vuestra vida, por vuestra felicidad, por vuestra fe.

Que San Lorenzo, patrono de nuestra diócesis y de nuestra ciudad, nos ayude a cada uno de nosotros a realizar el proyecto que Dios tiene para cada uno, en particular y con nuestro nombre propio.

 

 

21.12.2008

 

Ir al índice de artículos y entrevistas del curso 2008/2009

 

Obispado de Huesca - Plaza Catedral 8 - 22002 Huesca

 

mapa     callejero              Teléfono 974221027 - Fax 974220679                  Aviso legal