Conferencia Episcopal

Artículos y entrevistas

 

Ordenación sacerdotal de Fredy Peña.

  

“Que agradecido estoy por la confianza que tuvo en mí, al designarme para su servicio" (1 Tim 1, 12).

 

Quiero empezar estas palabras con un profundo agradecimiento a Nuestro Señor Jesucristo, por la inmerecida confianza y amor que me ha tenido, al llamarme una vez más a colaborar, desde mi pobreza personal, en la construcción de su Reino.Nunca he sido el mejor, ni el más digno de sus servidores, pero creo que podría repetir como el apóstol Mateo “He dejado todo para seguirte” (Mt 19,27). Esto me llena de alegría cuando está muy cerca el día en que el Señor, por medio de nuestro obispo Don Jesús Sanz Montes, me llamará al ministerio de Presbiterado.

En estos meses, en los que podido servir como diácono de la Iglesia Diocesana de Huesca, he vivido nuevas y muy gratificantes experiencias. Quiero resaltar las fiestas y la culminación del año dedicado a nuestro santo patrón, San Lorenzo, en este tiempo de jubileo, sintiendo el entrañable amor de muchos paisanos y extranjeros al querido diácono oscense.

Además ha sido muy enriquecedora la experiencia pastoral en Aguas, Ibieca, Labata y Liesa, con cada uno de sus habitantes, mucha gente sencilla y buena que se acerca cada domingo, para recibir al Señor y que me han acogido con cariño y un profundo sentimiento de Iglesia. Doy gracias también por la entrega generosa de dos sacerdotes, que me han recibido de manera fraternal en la parroquia del Perpetuo Socorro, sin dejar a un lado el ejemplo de muchos otros sacerdotes, que día a día me dan un valioso testimonio de su amor al Buen Dios. Y cómo olvidar la dolorosa experiencia de despedir a algunos hermanos sacerdotes, que han partido ya a la Casa del Padre.

Aunque es verdad que a veces el camino no es fácil, con días de tristeza y dolor, soledad y cansancio; es más verdad que siempre me anima el Amor del Señor, más grande que todas las dificultades. Os invito a seguir orando por nuestro seminario y sus formadores, por los muchos jóvenes que sienten en su corazón la llamada del Señor y no se animan a darle una respuesta. Animo a los jóvenes a que sean valientes, entregando sus capacidades, esperanzas, tristezas y alegrías, dando su vida en servicio y amor a los otros. Como decía nuestro muy recordado Siervo de Dios Juan Pablo II: “las vocaciones son la respuesta de Dios a un pueblo que ora”.

Para terminar quiero dar las gracias a todos los que, de una u otra manera, me han ayudado a dar el sí al Señor. Que Dios y María me ayuden siempre en esta nueva etapa de mi vida, que Ellos, me enseñen a caminar, a entregarme generosamente al Señor y que sea un verdadero testigo y de testimonio de aquel Dios Misericordioso, que un día me llamo.

 

Fredy Peña

 

El diácono Fredy Hernando Peña Torres será ordenado sacerdote, el domingo 20 de diciembre a las 6 de la tarde, en la Catedral de Huesca, por Mons. Jesús Sanz Montes. Celebrará la primera Misa en la parroquia del Perpetuo Socorro, el 25 de diciembre, a las 12 horas. Es colombiano, tiene 33 años y ha estudiado en los seminarios de La Ceja y Girardot (Colombia) y Huesca. Ahora mismo desarrollar su labor pastoral en la parroquia de Ntra. Sra. del Perpetuo Socorro de Huesca y en las comunidades de Ibieca, Labata, Aguas y Liesa.

El rito esencial del sacramento del Orden es la imposición de manos del obispo y de los sacerdotes presentes sobre la cabeza del ordenando y una oración consecratoria, que pide a Dios la efusión del Espíritu Santo. Antes de del rito esencial tiene lugar la presentación y elección del ordenando, la alocución del obispo, el interrogatorio del ordenando y las letanías de los santos. Después de la imposición de manos, el Obispo unge las manos del ordenando con el santo crisma, le entrega la patena y del cáliz le da el saludo de paz.

En virtud del sacramento del Orden, Fredy participará de la misión confiada por Cristo a los apóstoles, cuyos sucesores son los Obispos, sirviendo al Pueblo de Dios, desde la oración y la liturgia, la catequesis y el acompañamiento a los grupos y personas, atendiendo especialmente a los pobres y a las familias. A partir de su ordenación podrá presidir la celebración de la Eucaristía y ofrecer a los enfermos la Santa Unción.

 

13.12.2009

 

Ir al índice en artículos y entrevistas del curso 2009/2010

 

Obispado de Huesca - Plaza Catedral 8 - 22002 Huesca

 

mapa     callejero              Teléfono 974221027 - Fax 974220679                  Aviso legal