Conferencia Episcopal

Artículos y entrevistas

 

Campaña de Navidad 2009

  

Si deseas cambiar el significado de SOCIEDAD

DE VALORES, acepta a todos por igual

 

 

El dinero es el señor de nuestras vidas, es el gran amo. En tiempo de crisis y acostumbrados a vivir sin que nada falte, se oyen estas frases y se experimenta un ambiente, no generalizado del yo, mi, me, conmigo. Cáritas desea que ésta Navidad se reflexione este lema Si deseas cambiar el significado de SOCIEDAD DE VALORES, acepta a todos por igual, para descubrir la verdadera riqueza de las personas, que se esconde en la diversidad y aceptando a todos por igual.

Os cuento una experiencia que nos puede servir, Hace unos días iba a Misa y me encontré con un mendigo llorando y le dije: ¿por qué llora?, ¿puedo ayudarle?, ¿le pasa algo…? Me contestó: han pasado por mi lado dos señoras, les he pedido una ayuda y me han mirado con desprecio. ¡Qué sensibilidad la de aquel hombre: me han mirado con desprecio! No se preocupe, le conteste, a veces lo hacemos sin darnos cuenta, vamos a prisa y no pensamos en el otro, o no nos fijamos en lo que hacemos. Señora -me dijo el hombre- yo soy persona como ustedes y tengo la desgracia de estar en paro y de tenerme que buscar la vida de aquí para allá. ¡Qué razón tenía! Hablé un ratillo con él y le aconsejé que fuera a Cáritas; se serenó, se secó las lágrimas y me dio las gracias por escucharle. Pensé: Qué poco cuesta escuchar, sonreír, mirar a los ojos con compasión y bondad. Qué poco cuesta vivir el espíritu de caridad, fruto de nuestra fe en Jesús.

Qué poco cuesta vivir el amor hecho gesto, detalle con gratuidad y a todos por igual, Creo qué el amor, vivido sin superioridad ni paternalismos, sino conscientes de que todos tenemos los mismos derechos y que la situación que hoy vive una persona mañana la puedo vivir yo,tiene la capacidad de cuestionar y sorprender a nuestro mundo.

Caritas nos invita en esta Navidad a que hagamos explícitos y reales los derechos de todos, que son puro evangelio, teniendo en cuenta que la persona debe ser comprendida siempre en su irrepetible singularidad. En la Iglesia de Jesús entramos todos por igual y si hay una predilección es por el más pobre, el más débil. ACEPTA A TODOS POR IGUAL. ¡Feliz Navidad!

Una voluntaria de Cáritas.

 

20.12.2009

 

Ir al índice en artículos y entrevistas del curso 2009/2010

 

Obispado de Huesca - Plaza Catedral 8 - 22002 Huesca

 

mapa     callejero              Teléfono 974221027 - Fax 974220679                  Aviso legal