Conferencia Episcopal

Artículos y entrevistas

 

Oración de los pastores en San Pedro el Viejo

 

Vinieron y hallaron a María, José y al Niño reclinado en un pesebre. Y viéndole se certificaron de cuanto se les había dicho. Y todos los que supieron el suceso, se maravillaron igualmente de lo que los pastores habían contado… Los pastores se volvieron, no cesando de glorificar a Dios por todo lo oído y visto, según se les había anunciado. (Lc. 2)

 

La escena está compuesta con sencillez. Se ve el orden en cuanto a la adoración. Los primeros que adoran al niño son los padres, después los pastores y por último los reyes, que aunquecasi no puede apreciarse en la fotografía, se asoman detrás de los pastores en comitiva, como un desfile procesional, dando la vuelta al capitel. El primer pastor arrodillado regala un cordero. El segundo, de pie, con callado y zurrón. Ambos pastores, con cabellos ensortijados y vestidos de corto.

Este capitel es del siglo XIX. Se aprecia por su ejecución y porque el tema de la adoración de los pastores no se incorporaenlas representaciones artísticas del Nacimiento hasta el siglo XV (sí el anuncio, pero no la adoración). Aquí se plantea un interrogante: ¿cuál es el motivo, si precisamente en el evangelio de San Lucas se recoge una larga descripción que separa claramente el anuncio del ángel a los pastores y la marcha y llegada al portal de Belén? Sin embargo, curiosamente, tanto en Bizancio como en Occidente, la atención sólo se centra en la primera parte del episodio.

En las representaciones del S. XV se añaden los pastores, porque hay un deseo de imitar los ambientes bucólicos, muy de moda en los paisajes renacentistas.Anteriormente, el tema de la adoración no aparece, con alguna excepción en el siglo XIV, por ejemplo en el tímpano de Catedral de Toledo.

Se aprecian dos tipos derepresentaciones:

1º En la que unos textos apócrifos indican que los pastores llegaron con gran manifestación de júbilo y de cantos (tradición que hoy aún se aprecia en los villancicos y canciones de navidad). También en el Liber de Infantia Salvatoris,San José critica duramente a los pastores comparándolos con los magos, dice: Muy bien han hecho estos señores (los magos) en no besar al niño de balde; lo contrario de aquellos nuestros pastores que vinieron aquí con las manos vacías.

2º Los pastores ofrecen al Niño los regalos propios de la gente del campo, como también hoy vemos que lo hacen en los belenes. En este capitel, un cordero. Algunas veces se desvirtúa y dan las cosas más inverosímiles. Creemos que ofrecen simple y llanamente“lo que tienen” los pastores en el campo.

 

Antonia Buisán, guía de la iglesia y claustros de San Pedro, el Viejo.

 

03-01-2010

 

Ir al índice en artículos y entrevistas del curso 2009/2010

 

Obispado de Huesca - Plaza Catedral 8 - 22002 Huesca

 

mapa     callejero              Teléfono 974221027 - Fax 974220679                  Aviso legal