Conferencia Episcopal

Artículos y entrevistas

 

Ante la despedida de D. Jesús

 

El pasado día 21 de noviembre, a las 12 horas,el Santo Padrea través de la Nunciatura Apostólica comunicaba el nombramiento de Mons. D. Jesús Sanz Montes, como Arzobispo de Oviedo.

Y con la toma de posesión, como arzobispo de Oviedo el próximo domingo, día 30 de enero, culminará su misión de pastor en estas dos queridas diócesis del Altoaragón: Huesca y Jaca.

La diócesis de Huesca despidió a su pastor en la celebración de la Eucaristía ayer sábado, día 23 de enero, a las 12 horas y en nuestra S. I. Catedral.

En estos momentos, recogiendo el sentir de sacerdotes, religiosos y laicos, podemos decir que acuden a nuestra memoria muchas experiencias vividas y, que son numerososlos sentimientos que nos invaden: gratitud, reconocimiento, afectoy deseo de un fecundo ministerio en la nueva misión, quela Iglesia le confía.

Gracias, D. Jesús, por su disponibilidad a la llamada que el Señor le hizo a travésde su Iglesia, por su respuesta generosay por aceptar la misión de pastorear nuestra querida diócesis de Huesca

Gracias por su ministerio entre nosotros, ejercido desde la verdad y la caridad yacompañarnos como padre y pastor, hermano y amigo, maestro y discípulos y por haber escrito junto a nosotros parte de la Historia de la Iglesia del Señor.

Gracias por sus pasos ciertos y firmes entre nosotros por los pueblos y la ciudad, por los arciprestazgos y por las parroquias. Gracias también por los encuentros con los sacerdotes, religiosos y laicos, ricos por la acogida y el respeto a las personas y circunstancias, a sus procesos y a sus capacidades. Gracias por animarnos en tantas y tantas reuniones de Consejos, Delegaciones, Grupos, Parroquias…

Gracias por el esfuerzo realizado, no siempre comprendido, al tener que ser obispo de dos diócesis y prestar otros servicios a la Iglesia.

Gracias por su reconocimiento y gratitud con todos aquellos colaboradores, que, según sus palabras, han sido tantos y tan buenos. Por su testimonio y respeto hacia las autoridades civiles, judiciales, académicas y militares en el servicio compartido dela búsqueda del bien común. Por su reconocimiento de la labor de cercanía y desvelo de los medios de comunicación.

Gracias por elbien que hemos recibido con sus palabras y escritos, por su enseñanza y por alentar en nuestros corazones el deseo de saber más para amar más, por haber apostado por la formación del clero, de los religiosos y de los laicos y por ayudarnos a descubrir la presenciade Dios en la sencillez de la vida.

Y junto a estos sentimientos de gratitud, también nos surge un sentido deseo de perdón.

Perdón por nuestras limitaciones, comodidades, nuestra falta de disponibilidad, nuestras críticas desmesuradas e incluso, en algún momento, nuestra falta de comunión.

Ante esta nueva misión en la iglesia ovetense, cuente con la gracia de Dios. La tarea es muy grande, pero la gracia es aún mayor para llevarla a buen fin. La oración de la Iglesia, nuestra oración no le faltará.

Nuestros santos patronos San Lorenzo y San Vicente, por su servicio prestado y por insistencia nuestrano dejarán de interceder por Ud.

Y a la Virgen María, bajo tantas advocaciones en nuestra tierra y en esas tierras a las que va en el nombre del Señor, le pedimos que consiga de su hijo Jesús acierto, sabiduría y prudencia, luz para discernir la voluntad del Padre y fortaleza para acompañar, animar, confirmar y orientar la Archidiócesis de Oviedo que le ha sido confiada.

Termino pidiendo, una vez más, su bendición para todos los miembros de esta Iglesia diocesana que peregrina en Huesca, y si me permite, con las mismas palabras con las que Ud. nos tenía acostumbrados.

¡Que el Señor le bendiga y le proteja!

 

Nicolás López Congosto

Vicario General

 

24-01-2010

 

Ir al índice en artículos y entrevistas del curso 2009/2010

 

Obispado de Huesca - Plaza Catedral 8 - 22002 Huesca

 

mapa     callejero              Teléfono 974221027 - Fax 974220679                  Aviso legal