Conferencia Episcopal

Artículos y entrevistas

 

Cómo mirar a otras religiones

 

El jueves 4 de febrero el sacerdote jesuita Jesús María Alemany ofreció una conferencia en Huesca sobre el diálogo interreligioso, organizada por la parroquia de Ntra. Sra. del Perpetuo Socorro. Respondió también a las preguntas del Informativo Diocesano de Cope Huesca. Ofrecemos aquí un resumen de sus respuestas.

 

¿Por qué está de moda el diálogo interreligioso?

El escenario ha cambiado mucho en pocos años. El Vaticano II supuso la apertura de las puertas y ventanas de la Iglesia al mundo. Y en el mundo nos encontramos una movilidad y una capacidad de comunicación que hace que desaparezcan las fronteras, que tengamos conciencia de que somos una gran familia humana. Dentro de esta gran familia humana, la realidad es que 2/3 de la humanidad no es cristiana. Además conocemos a personas que pertenecen a otras confesiones religiosas, fundamentalmente por el turismo y las migraciones. Las tenemos junto a nosotros, en nuestros pueblos y ciudades, en nuestra escalera. Y nos preguntamos cómo mirar a estas personas, cómo situarnos ante estas confesiones religiosas… Por otra parte, nos llegan noticias de actos terroristas y guerras que tienen rostro religioso.

A veces se relaciona excesivamente religión y violencia. En este sentido, el Papa Benedicto XVI ha explicado repetidamente que es necesario descubrir el verdadero rostro de Dios.

En ocasiones se da la impresión de que el remedio contra la violencia con rostro religioso es que haya menos religión. Y es precisamente lo contrario: una persona que es profundamente religiosa sabe que no puede confundir a Dios con las palabras o las instituciones que hablan de Dios. Sólo aquel que es sociológicamente religioso, que tiene miedo a perder la religión, que no está suficientemente formado confunde a Dios con otras muchas cosas y reacciona con violencia. Por tanto, el remedio contra una religiosidad que produce violencia es una religiosidad más auténtica. Por otra parte, cuando uno analiza el origen de muchos conflictos con rostro religioso, se descubre que hay otros motivos económicos, de poder, de frustración; y la religión se utiliza para legitimar la violencia y movilizar a las personas.

¿Cómo ha ido evolucionando el diálogo interreligioso en la Iglesia católica?

Hay tres momentos clave. El concilio Vaticano II aportó un espíritu de apertura y explicó que no sólo las personas de buena voluntad están en camino de salvación, también en las distintas religiones hay huellas y elementos de salvación, dado que el Espíritu de Dios no tiene fronteras. Pablo VI dio un impulsó al diálogo y dijo que la Iglesia se hace palabra, mensaje, coloquio. En la encíclica Ecclesiam suam enseñó que el diálogo es una forma de hacer Iglesia. Juan Pablo II aplica el diálogo a las relaciones entre las religiones y en la encíclica Redemptoris Missio insiste en la acción universal del Espíritu Santo. Promovió el encuentro de oración interreligioso por paz en Asís.

¿Cómo podemos dialogar con las otras religiones?

Hay cuatro ámbitos de diálogo. El diálogo de la vida: la convivencia cotidiana, ser buenos vecinos de personas de otras religiones, compartir con ellas alegrías y preocupaciones. El diálogo de la acción: hay causas que son comunes para encontrar la justicia y la paz. El diálogo como intercambio de experiencias religiosas. Finalmente, el diálogo teológico, más reservado a personas preparas. Los tres primeros ámbitos están al alcance de casi todos.

 

14 de febrero de 2010

 

Ir al índice en artículos y entrevistas del curso 2009/2010

 

Obispado de Huesca - Plaza Catedral 8 - 22002 Huesca

 

mapa     callejero              Teléfono 974221027 - Fax 974220679                  Aviso legal