Conferencia Episcopal

Artículos y entrevistas

 

Todos estamos delante una persona a la que podemos hacer bien

Entrevista a Ramón Prat

 

Hace ya unos meses, Ramón Prat, teólogo y asesor del Consejo de Cáritas Española, desarrolló en Huesca una ponencia titulada “Tiempo de crisis, tiempo de esperanza”. Hoy responde a las preguntas de Pueblo de Dios.

 

¿Este tiempo de crisis es tiempo de esperanza?

Detrás de la crisis económica hemos visto que había otras crisis más profundas que estaban relacionadas con los valores y las relaciones humanas. En el fondo, es una crisis de humanidad. Cuando aparece un problema, de entrada molesta, pero verlo claramente permite reaccionar. Esto quiere decir tiempo de esperanza. Si encontramos las causas de esta situación y actuamos sobre ellas, la crisis dará paso a otro tiempo más bonito y más humano. Además, ya hay signos de esta esperanza.


¿Cuál es nuestra principal fuente de esperanza?

En los cristianos creemos en un crucificado que murió solo hace 2.000 años. Hemos visto cómo, con el paso de la Historia, este crucificado, Jesús de Nazaret, sigue llenando de fuerza y de alegría los corazones de mucha gente y, por tanto, animando a que cada generación dé su respuesta al momento presente. Él lo hizo en su tiempo y ahora, nosotros, animados por el Evangelio, lo hacemos hoy.


Ante esta situación de crisis ¿cuál ha de ser la entraña de Cáritas y por tanto, de la Iglesia?

La entraña de la Iglesia siempre ha de ser el amor y debería tener tres manifestaciones. La primera es diagnosticar esta situación, preguntándonos por qué ocurre todo esto, buscando las causas profundas. Luego, hay que buscar en el evangelio las actitudes profundas de fe. Después hay que buscar la dignidad de las personas y el bien común, que supone colaborar con toda la sociedad para salir de los problemas. A continuación, hay que ponerse manos a la obra. No lo podremos hacer todo, pero hay que animar a toda la comunidad cristiana a colaborar en la superación de este tiempo de crisis y realizar acciones significativas que indiquen por dónde podrían ir caminos de superación.


¿Cuáles deberían ser ahora las prioridades de Cáritas y de la Iglesia en esta situación?

Hay una prioridad perentoria, pero creo que hay que hacerla: es la asistencia al que tiene hambre, tiene frío y no tiene casa. Hay que buscar caminos con toda la sociedad para que las necesidades básicas tengan una solución inmediata. Cáritas nunca ha querido limitarse en esta prioridad y ha incidido directamente en las causas de la pobreza. Además, es importante señalar los caminos de superación de esta situación e implicarse en aportar un grano de arena. La prioridad es garantizar esta asistencia y su promoción, así como la afirmación de una esperanza que apunta hacia un horizonte que nos permite estar siempre en camino.


¿Qué actitudes deberíamos cuidar los cristianos?

Destacaría una actitud: la reflexión constante como la capacidad de pararse, preguntarse; no delegar nunca el pensamiento o reflexión de la realidad y sus causas. Para ello, los espacios de silencio son necesarios. Las situaciones son tan duras y las posibilidades de cada persona y de los grupos son tan limitadas, que si uno no vigila puede tender a un cierto desánimo. Si, en cambio, la persona se dirige hacia la profundidad siempre hay caminos por abrir.

En última instancia, hay que destacar que una sola persona vale más que todo el oro del mundo. Desde mi posición tal vez no pueda crear grandes estructuras, pero todos estamos delante una persona concreta a la que podemos hacer bien. He explicado la anécdota de una señora que escribe una carta al director de Cáritas de Barcelona que empezaba así: “Me llamo María Rosa, estoy en la cárcel pero ahora voy a pasar al tercer grado, en el que puedo trabajar y ganaré un dinerito. Aunque yo tengo problemas también sé que hay gente que ahora lo pasa muy mal. ¿Dónde podría mandar este dinerito?”

 

11 de julio de 2010

 

Ir al índice en artículos y entrevistas del curso 2009/2010

 

Obispado de Huesca - Plaza Catedral 8 - 22002 Huesca

 

mapa     callejero              Teléfono 974221027 - Fax 974220679                  Aviso legal