Conferencia Episcopal

Artículos y entrevistas

Entrevista a Araceli Cavero, vicepresidenta de la UMOFC para Europa: "La corrupción, un mal del que todos participamos"

 

 

Hace unos meses, un grupo de mujeres participaron en la Conferencia Regional Europea de la Unión Mundial de Organizaciones Femeninas Católicas (UMOFC), en Madrid, en la que reflexionaron sobre la corrupción. Asistieron organizaciones de diferentes países como Francia, Inglaterra o Italia y de España, los tres grupos que forman parte de la UMOFC, Acción Católica General, Manos Unidas y Adoración Nocturna Femenina.
 

“Corromper es pervertir la naturaleza de las personas, las ideas o cosas, en interés o beneficio propio”. Un mal, que según explica Araceli Cavero, vicepresidenta de la UMOFC para Europa y voluntaria de Manos Unidas Huesca, está globalizado y que está presente en todos los niveles de la sociedad.

 

¿Cómo se desarrolló el encuentro?

El tema fue muy interesante y cada una aportamos nuestra experiencia. Primero tuvimos una ponencia en la que se destacó de dónde sale la corrupción y a cuántos implica. Únicamente se habla de la corrupción a gran escala, pero no nos olvidemos de que todos participamos de esa corrupción: quien no ha pedido alguna vez una factura sin IVA, quien no ha tenido una personas contratada sin darle de alta en la Seguridad Social, quien se aprovecha del trabajo para escaquear tiempo o llevarse algún producto. Lo vistoso son las grandes corruptelas, pero las nuestras en menor escala también lo son.

Además de la conferencia tuvimos una mesa redonda, donde tres personas hablaron de la corrupción en los diferentes estratos y otra de experiencias, donde tres organizaciones presentaron sus trabajos de buenas prácticas en su lucha contra la corrupción. La experiencia de Femina Europa fue muy interesante, ya que nos contaron cómo están trabajando en contra de los vientres de alquiler en el Consejo de Europa. Las situaciones de injusticia y corrupción a quien más afectan son a las mujeres.

 

¿Qué decisiones o retos planteasteis?

Tomamos el modelo del manifiesto que hizo la UMOFC cuando nació Manos Unidas. Las mujeres europeas de la UMOFC queremos comprometernos en formar las conciencias para combatir la corrupción a todos los niveles:
•Opción, personal e institucional, por la transparencia, las buenas prácticas y la coherencia de vida.
•Cuidando la identidad cristiana.
•Trabajo en red contra la corrupción.
•Generar criterios éticos en el corazón de las personas, ya que es necesaria una regeneración ética desde la educación, desde la infancia.
•Impulsando medios de denuncia personal y social.
•Compartiendo, valorando y resaltando, con esperanza, las iniciativas positivas contra esta lacra de la corrupción.

 

¿Con qué se quedaría?

Fueron tres días impresionantes, de un trabajo muy serio. Todas las mujeres que participamos nos fuimos contentas. Yo, personalmente, salí muy emocionada, por todo el conjunto. Además empezamos el encuentro con una eucaristía que presidió el cardenal y arzobispo de Madrid, don Carlos Osoro, también nos visitó el consiliario de Acción Católica y de Manos Unidas, don Carlos Escribano, y nos acompañó la presidenta mundial de la UMOFC, la italiana María Giovanna Ruggeri.

Espero que todo el mundo tome conciencia de que la corrupción es mala y de que lo importante son las buenas prácticas y la transparencia. Me quedo con las decisiones que entre todas se tomaron y que podríamos resumir así: frente a la corrupción, la indiferencia, el egoísmo y la falta de responsabilidad, proponemos el servicio, el compromiso y el amor que provienen de volver nuestro rostro a Dios y del encuentro con Cristo y nuestros hermanos, especialmente aquellos que sufren o son más vulnerables.

Frente a la corrupción, si hay compromiso hay esperanza”.


Huesca, 17 de julio de 2017

Ir al índice de artículos y entrevistas del curso 2016/2017

 

Obispado de Huesca - Plaza Catedral 8 - 22002 Huesca

 

mapa     callejero              Teléfono 974221027 - Fax 974220679                  Aviso legal