Conferencia Episcopal

Artículos y entrevistas

 

Jornada Diocesana de Pastoral de inicio de curso en la Diócesis de Huesca

 

 

La Diócesis de Huesca ha celebrado este sábado 22 de septiembre la Jornada Diocesana de Pastoral, que marca el inicio del curso 2018-19 y en la que han participado sacerdotes, religiosos y laicos vinculados a la misión de la Iglesia, sobre la que han girado buena parte de los contenidos y reflexiones. La jornada se ha desarrollado en el colegio Santa Rosa-Altoaragón y ha estado presidida por el obispo de Huesca, don Julián Ruiz, y el vicario general de la Diócesis, Nicolás López.

La mañana ha comenzado con una eucaristía en la que se ha recordado a los beatos Florentín Felipe Naya, religioso y compañeros mártires, y a los beatos José Otín Aquilué, Zacarías Abadía Buesa, presbíteros y compañeros mártires. Don Julián Ruiz se ha referido a su modelo y legado como una guía para que los cristianos seamos “tierra buena” y puedan germinar y crecer fuertes las buenas obras dentro de una Iglesia en comunión para la misión.

Sobre este tema ha girado la charla pronunciada por el obispo, durante la que ha aludido a textos y encíclicas de algunos de los últimos papas. Así, Francisco invita a todas las regiones a estar en un “estado permanente de misión”; Pablo VI aludió a que “evangelizar es la dicha y vocación propia de la Iglesia” y a que “la identidad eclesial brota de allí”. Don Julián Ruiz ha señalado que “el papa Francisco nos invita a una nueva etapa evangelizadora marcada por la alegría”.

Además, el prelado oscense ha reflexionado sobre la comunión, de la que Benedicto XVI escribió que “somos cristianos por el encuentro con una persona que da un nuevo horizonte a la vida”. Esa persona “es Jesucristo”. San Juan Pablo II aludió a que “hacer de la Iglesia la casa y la escuela de la comunión” era el gran desafío del comienzo de este milenio.

En la Jornada Diocesana de Pastoral se ha animado a promover a espiritualidad de comunión como principio educativo base de todas las vocaciones y a dirigir la mirada del corazón hacia el misterio de la Trinidad, pues “cada persona está habitada por la Trinidad, encontramos la luz en la mirada de los otros”. En este sentido, don Julián Ruiz ha propuesto que todos “veamos lo positivo de las otras personas, rechacemos las tentaciones egoístas y evitemos el riesgo de convertirnos en máscaras de comunión”.

El obispo ha invitado a los presentes a fomentar la comunión con Dios y con la Iglesia con una acción pastoral “conjunta” como “pueblo congregado en la unidad del Padre, el Hijo y el Espíritu Santo”. Una Iglesia en comunión con Jesús: “Permaneced en mí como yo en vosotros (Juan 15, 4-5)” y unificada en Cristo, “no solo en torno a Él”.

La misión debe competer a lo jóvenes y “llevar el testimonio del Evangelio a la sociedad en que vivimos”. La próxima celebración del Sínodo de los Obispos, del 3 al 28 de octubre, girará en torno a este segmento de la población, que necesita “cercanía y orientación”. Don Julián Ruiz ha pedido oraciones por las familias, “lugares de comunión y cenáculos de oración” y por las vocaciones, las personas más vulnerables y por la santidad, “el rostro más bello de la Iglesia”. Ha manifestado su “vergüenza” por las noticias sobre abusos entre el clero, y “tenemos que estar al lado de las víctimas”.

La santidad, ha concluido, “es la perfección en el amor”. Y ha concedido un lugar especial a la Virgen María, la Madre de Dios, la “primera discípula de su Hijo por amor y modelo de santidad. A ella encomendamos el nuevo curso pastoral”.

A continuación, la delegación de Infancia y Juventud de la Diócesis de Huesca ha presentado sus actividades y propuestas para los próximos meses. Entre ellas figuran las oraciones con los jóvenes y seminaristas los primero viernes de cada mes, la vigilia de la Inmaculada, el encuentro de jóvenes con el obispo, la Fiesta del Perdón, el encuentro con niños el Día del Seminario, los grupos de vida o actividades como la reciente “Catedral oculta” para la recuperación del patrimonio diocesano. Entre las propuestas que la delegación que encabeza Isabel Ramos se encuentra perfilando destaca la escuela de acompañantes en los itinerarios con niños, jóvenes y adultos de manera conjunta con Acción Católica General (ACG).

A continuación, los arciprestazgos de la Diócesis han presentado el balance del último año y la jornada se ha cerrado con una reflexión acerca del Plan Diocesano de Pastoral 2016-2021 a la luz de la exhortación apostólica del papa Francisco ‘Evangelii Gaudium’.

Huesca, 22 de septiembre de 2018

Ir al índice de artículos y entrevistas del curso 2017/2018

 

Obispado de Huesca - Plaza Catedral 8 - 22002 Huesca

 

mapa     callejero              Teléfono 974221027 - Fax 974220679                  Aviso legal