Conferencia Episcopal

Artículos y entrevistas

 

El trabajo decente no es un cuento

 

 

Por cuarto año consecutivo, las entidades católicas de Huesca (Hoac, Joc, Confer, Acción Católica General, Movimiento Rural Cristiano, Movimiento Junior y Cáritas Diocesana de Huesca) se suman a la iniciativa de Iglesia unida por el Trabajo Decente (ITD), que se materializa cada año el 7 de octubre con la celebración de la Jornada Mundial por el Trabajo Decente.

“Cuentacuentos: El trabajo decente no es un cuento”, es el lema central de esta jornada mundial, que pretende sensibilizar y visibilizar la importancia de extender en la sociedad y en la Iglesia la defensa del trabajo decente. Se trata de un problema que afecta a todas las personas, por lo que esta Jornada Mundial por el Trabajo Decente se comparte con la Organización Internacional del Trabajo (OIT), el movimiento sindical mundial y el Movimiento Mundial de Trabajadores Cristianos.

Más de doscientas entidades se adhieren a esta iniciativa que se traducirá en diferentes actos públicos o eucaristías que se celebrarán por todo el territorio. En el caso de Huesca, las entidades que promueven Iglesia unida por el Trabajo Decente en la ciudad invitan a participar en una eucaristía el domingo 7 de octubre, a las 12 horas, en la parroquia del Perpetuo Socorro. Posteriormente, se realizará una concentración en la entrada de la parroquia y se leerá el manifiesto preparado para este día.

Uno de los objetivos de ITD, que recoge el documento Iglesia Servidora de los pobres, es concienciar sobre la necesidad de colaborar desde las diferentes áreas de la sociedad, empresas, sindicatos y políticos “para generar empleo digno y estable, y contribuir con él al desarrollo de las personas y de la sociedad. Es una destacada forma de caridad y justicia social”.

La preocupación sobre este asunto a nivel internacional es cada vez mayor y la Iglesia no es ajena a esta realidad. En palabras del papa Francisco “Cuando la sociedad está organizada de tal modo, que no todos tienen la posibilidad de trabajar, de estar unidos por la dignidad del trabajo, esa sociedad no va bien: ¡no es justa! La dignidad no nos la da el poder, el dinero, la cultura, ¡no! ¡La dignidad nos la da el trabajo digno!”.

El manifiesto previsto por ITD para la jornada mundial de este año recuerda que “en España la situación sigue siendo dramática para millones de personas. Nuestro injusto marco laboral y social desplaza y descarta a millones de personas del acceso a un trabajo digno. Somos líderes en pobreza laboral, insostenible desempleo, hogares con todos sus miembros en paro, normalización de la contratación temporal y precaria, por no hablar de la pérdida de la vida o la desprotección de quienes son descartados del trabajo”.

Pensamos que este es un buen momento para reflexionar sobre cómo se puede avanzar para generar un trabajo decente. Toda la comunidad cristiana está llamada a visibilizar y denunciar la situación de desigualdad en el acceso al trabajo decente.

En Cáritas Diocesana de Huesca vemos importante apoyar las realidades laborales que favorecen el trato de dignidad y justicia que todas las personas merecen y trabajamos por potenciar este tipo de proyectos. Por ello, las entidades que promovemos Iglesia por el Trabajo Decente en Huesca animamos a participar en la eucaristía del domingo 7 de octubre, a las 12 horas en la parroquia del Perpetuo Socorro.


Huesca, 30 de septiembre de 2018

Ir al índice de artículos y entrevistas del curso 2017/2018

 

Obispado de Huesca - Plaza Catedral 8 - 22002 Huesca

 

mapa     callejero              Teléfono 974221027 - Fax 974220679                  Aviso legal